Asuncionistas dejaron las aulas en emotiva Eucaristía y Licenciatura

Inicio / Noticias / Asuncionistas dejaron las aulas en emotiva Eucaristía y Licenciatura

Cinco nuevas generaciones de estudiantes dejaron las aulas del Liceo La Asunción de Talcahuano, en el marco de una emotiva Eucaristía y posterior ceremonia de licenciatura.

Acompañados de sus familiares y demás miembros de la comunidad educativa, los jóvenes fueron parte de la Eucaristía presidida por el capellán sacerdote José Francisco Osorio, en la cual renovaron sus promesas bautismales y fueron enviados a ser sal y luz del mundo.

Ya en la licenciatura, escucharon atentamente las palabras del rector, don Héctor Alcacíbar, quien destacó que “hoy más que nunca nuestro proyecto educativo pastoral debe servir a la convivencia nacional, siendo interpelados para buscar espacios de diálogo y encuentro más que de división, dejando a un lado la ideología”.

También fue propicia la ocasión para reconocer a varios estudiantes por su rendimiento académico, desempeño extraescolar, pastoral, trayectoria, compañerismo y participación, entre otras distinciones.

Claudia Andrea Umaña Letelier, del 4° Medio E y premio al perfil asuncionista, señaló “realmente me gustaría agradecer al colegio por esta etapa que he vivido y por todas las herramientas que me ha otorgado, tanto en el ámbito escolar, lo académico como también los valores que me han entregado desde pre kínder”. “Siento que para lo que vive Chile hoy, el colegio nos ha dado las herramientas para poder discernir los llamados sociales frente a las injusticias, llamado que no es sólo para mis compañeros sino también para los alumnos de todos los colegios que existen en la fundación”.

Por su parte, Kathary Vidal Orellana, alumna del 4° Medio A y premio pastoral, dijo “para mí es el cierre de un ciclo muy importante y significativo, lamentablemente mi madre no me pudo acompañar por la contingencia que se vive en el país, pero estar aquí me llena de orgullo. El colegio me ha apoyado mucho, yo he dejado los mejores años de mi vida aquí y son momentos que no se van a volver a repetir. Estoy segura que recordaré esta etapa como una de las mejores de mi vida”.

Finalmente, con mucha emoción y ante el aplauso de los presentes, cada curso subió al escenario para recibir de manos de sus profesores jefes la licencia y el signo de la cruz de envío.

Comunicaciones, Colegios del Arzobispado de la Santísima Concepción.