Iglesia de Concepción tiene nueva obra social

Inicio / Noticias / Iglesia de Concepción tiene nueva obra social

Nueva obra social e inclusiva.

La Iglesia cuenta con una nueva obra social: se trata del invernadero Simón de Cirene. La inauguración se realizó el martes 19 de junio, en terrenos de casa Betania, donde se levantó un invernadero de 180 metros cuadrados que dará trabajo a jóvenes con síndrome de Down. Esta iniciativa fue acogida con alegría y aplausos por su fundamento y alcance social e inclusivo.

En la ceremonia estuvieron presentes monseñor Fernando Chomali, impulsor del proyecto, que se suma a las ya exitosos Lavandería Industrial 21, Hogar de Acogida “Padre Ángel Jiménez”, Albergue Móvil “La misericordia”, entre otros. También asistieron autoridades regionales como la seremi de Gobierno, Francesca Parodi y el seremi del Trabajo, Carlos Jara; autoridades de la UCSC, del Instituto Duoc; directivos de colegios educacionales, numerosos sacerdotes, diáconos y religiosas, además de empresarios y familiares de los jóvenes con síndrome de Down que trabajan en Lavandería Industrial 21 y otros que se desempeñan en distintas actividades de la zona.

El P. Pedro agregó que “se han puesto las primeras semillas y esto es un signo porque en el Evangelio del Señor, en muchas ocasiones destaca la imagen de la semilla y queremos que esa semilla junto a la tierra, el Señor la haga crecer como semilla del amor en nuestros corazones, para permitir que seamos solidarios y generosos con los demás. Sobre todo, en este tiempo, esto es un signo muy potente de esperanza, que nos llena de alegría”, recalcó.

Carmen Rebolledo, mamá de Ignacio, joven de 24 años, con síndrome de Down, contó que su hijo hizo una pasantía en la Lavandería Industrial 21. “Él está maravillosamente contento y feliz con esta iniciativa y muy entusiasmado de poder integrarse al mundo laboral, de sentirse que puede hacer cosas. Como madre expreso mis felicitaciones a la Iglesia Católica por esta preocupación. Aquí, se ve claramente la mano de Dios”, subrayó.

La bendición de esta obra la realizó Monseñor Chomali, escuchando la Palabra de Dios, para luego referirse al esfuerzo de la Iglesia en la misión de acoger a jóvenes con síndrome de Down. “En este momento, hay 28 jóvenes que están en su mayoría trabajando, contratados con todas las normas legales, en Lavandería Industrial 21 y otros trabajando en distintos lugares. Queremos seguir creciendo en esto, porque tenemos muy claro que hay un grupo de personas discriminadas en Chile, que son personas que tienen capacidades diferentes y nosotros nos vamos a preocupar de ellas con mucho amor, lo cual nos compromete mucho”, afirmó, añadiendo que “siempre estamos pensando qué hacer, para darles un trabajo digno, donde se sientan útiles y contentos y, por eso, pensamos que este invernadero es una muy buena alternativa que se suma, que es un mundo precioso que se relaciona con la naturaleza”. Agradeció a quienes han colaborado en la concreción de este proyecto social.

Fuente: Comunicaciones, Arzobispado de la Santísima Concepción.